Feminismo tóxico

F

Traducción de un artículo original de Hannah Wallen:

La “masculinidad tóxica” es una expresión de moda inventada por las feministas para facilitar que se le eche la culpa a los hombres de las presiones externas a las que están sometidas, algo que muchas veces se debe a los mismos sistemas y actitudes sociales que las feministas apoyan y explotan. La definición de esta expresión representa de forma falsa unas características disfuncionales no relacionadas con el género (como la inseguridad, la violencia y los prejuicios) como si fuesen comportamientos específicos de un género.

Cuando replicas a los defensores de los derechos de los hombres que hablan sobre problemas masculinos, y desvías el tema hacia la “masculinidad tóxica”, no estás ofreciendo información, ni haces un esfuerzo por encontrar soluciones. Es una forma de reduccionismo que utilizan las feministas para justificar la marginalización de los hombres en favor de la promoción de la ideología feminista.

Les parece que basta con escupir “¡Masculinidad tóxica!” en un debate sobre los problemas masculinos para justificar su retórica de acoso verbal al hombre, y ocultar la relación que existe entre la presión política feminista, la propaganda y otras formas de agitación, y la prolongación, en pleno siglo XXI, de la discriminación opresiva hacia los hombres.

Pero no basta, y esa es una de las razones más obvias por las que tantísimas personas de ambos sexos están rechazando la etiqueta de “feminista”, por ser un nombre que se asocia con el odio a los hombres.

Si alguna vez las feministas quieren convencer a los intelectuales de su afirmación de que el feminismo no consiste fundamentalmente en el odio a los hombres, primero deben dejar de acosar a los hombres y los niños con semejantes etiquetas deshumanizadoras.

El Ratel
Follow me!
Facebooktwitterredditpinterestmailby feather

About the author

El Ratel

El Ratel ("The Badger") has helplessly seen the rise of politically correct nonsense, inclusive language and feminist ideology in his native country, Spain. After getting in contact with the MRM and antifeminist ideas, his attempts to talk about it were met with disdain and disgust. That is why he adopted a secret identity and started doing what he does best: spreading information by means of writing and translation.

El Ratel ha presenciado el auge de las estupideces políticamente correcta, el lenguaje inclusivo y la ideología feminista en su país natal, España. Tras entrar en contacto con las ideas del Movimiento por los Derechos del Hombre y el antifeminismo, sus intentos por hablar de ello fueron recibidos con desdén y desprecio. Por eso, tomó la decisión de adoptar una identidad secreta y hacer lo que mejor se le da: difundir información a través de la escritura y la traducción.

By El Ratel

Events

Follow Us

Facebooktwitterrssyoutubeby feather

Support Hannah Wallen’s HBR Talk

Categories

Archives

Tags