El artículo del Guardian “Los hombres son seres bastante espantosos” tiene razón a medias

Traducción de un artículo original de Liber Namuh

El artículo del Guardian “Ya es hora de deshacerse para siempre del concepto de “hombría”” parece una caricatura escrita por un MHRA [activista por los derechos humanos de los hombres], pero desgraciadamente no es una sátira.

La misandría extrema aparece ya en la primera frase: “Los hombres son seres bastante espantosos”. Las guerras durante las cuales los hombres fueron enviados a la muerte (¿se incluyen guerras basadas en mentiras apoyadas por Hillary Clinton?) son culpa de los hombres, nos dice el Guardian.

Pero creo que el MHRM [Movimiento por los Derechos Humanos de los Hombres], como ya he dicho antes, adopta un enfoque equivocado al mostrarse en desacuerdo con el titular. El contenido del artículo es una calumnia misándrica y falsa, pero deberíamos estar de acuerdo con el titular, y redefinir claramente lo que significa:

“Hombría” quiere decir, en el mundo real, que las vidas de los hombres importan menos que las de las mujeres.

“Hombría” quiere decir que a los hombres se les envía a morir en guerras antes que a las mujeres.

“Hombría” quiere decir que a los niños se les dice que se callen la puta boca cuando lloran, mientras que las niñas son consoladas.

“Hombría” quiere decir mierda misándrica como esta, que no me estoy inventando:

Los chicos se vuelven hombres cuando

  1. Te siguen cuando te vas
  2. Te llaman otra vez cuando cuelgas
  3. Te abrazan cuando les das un puñetazo

De una imagen real de la web que encontré en un blog de una mujer que estaba criticando algunas de las mentiras que la sociedad enseña a las mujeres acerca de los hombres… así que dudo mucho que se trate de una sátira de los MHRM; está intentando argumentar en contra de lo que dice que ve en Internet constantemente como mensajes que la sociedad envía a la mujer. Volvamos a la lista:

“Hombría” quiere decir que se espera que los hombres “sean hombres” y traguen en una discusión de pareja.

“Hombría” quiere decir que se espera que los hombres pidan perdón casi constantemente.

“Hombría” quiere decir mantener económicamente a los hijos, sin tener su custodia.

“Hombría” quiere decir que los hombres son “responsables”, así que reciben penas más duras que las mujeres por el mismo delito.

“Hombría” quiere decir no poder devolver nunca un golpe cuando una mujer te golpea, como hemos visto, quiere incluso decir “abrazarla” cuando le da una bofetada o un puñetazo.

“Hombría” quiere decir que los hombres merecen menos simpatía en general.

“Hombría” quiere decir utilizar un cuchillo en los genitales de un bebé varón, algo que nunca sería aceptable en una sociedad occidental si se le hiciera a una niña.

“Hombría” quiere decir que la carga de ganar dinero, de arriesgar la vida, la responsabilidad de asegurarse de que la compañera heterosexual disfrute sexual o románticamente, y muchas otras, descansan sobre los hombros del hombre.

“Hombría” es un mundo basado en la Prescindibilidad Masculina.

“Hombría” quiere decir todo aquello en lo que la sociedad convierte a los hombres, prohíbe a los hombres partes de su humanidad, y los empuja a situaciones destructivas o peligrosas, al mismo tiempo que los humilla y los culpa.

Me gustaría que el MHRM dijera eso, y que añadiera después: Sí, ya es hora de que la sociedad abandone el concepto de “hombría”, extremadamente misándrico. Y no se trata de la mierda esa de “El patriarcado también hace daño a los hombres”, estimadas feministas; es misandría, y si se invierten los géneros y se lee la lista anterior, una frase después de otra, una por una, e imagináis un mundo con los géneros invertidos en el que esto mismo se le hiciera a las mujeres, en vez de nuestro mundo, en el que se le hace a los hombres, entonces la conclusión es evidente: es misandría. Sí, las mujeres de Arabia Saudí deberían poder conducir, y hay otros ejemplos, pero ninguno niega la lista anterior, que muestra que nuestro mundo es tremendamente misándrico.

Por supuesto, el marco general es que “Los hombres son bastante espantosos”. Supongo que si alguien dijera que “los pobres” o “los negros” son “seres bastante espantosos” por los elevados índices de criminalidad debidos a las espantosas condiciones sociales en las que viven, todos sabríamos que el escritor tiene un punto de vista clasista o racista.

El Ratel
Follow me!

El Ratel

El Ratel ("The Badger") has helplessly seen the rise of politically correct nonsense, inclusive language and feminist ideology in his native country, Spain. After getting in contact with the MRM and antifeminist ideas, his attempts to talk about it were met with disdain and disgust. That is why he adopted a secret identity and started doing what he does best: spreading information by means of writing and translation.

El Ratel ha presenciado el auge de las estupideces políticamente correcta, el lenguaje inclusivo y la ideología feminista en su país natal, España. Tras entrar en contacto con las ideas del Movimiento por los Derechos del Hombre y el antifeminismo, sus intentos por hablar de ello fueron recibidos con desdén y desprecio. Por eso, tomó la decisión de adoptar una identidad secreta y hacer lo que mejor se le da: difundir información a través de la escritura y la traducción.
El Ratel
Follow me!
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestmailby feather

Published by

El Ratel

El Ratel ("The Badger") has helplessly seen the rise of politically correct nonsense, inclusive language and feminist ideology in his native country, Spain. After getting in contact with the MRM and antifeminist ideas, his attempts to talk about it were met with disdain and disgust. That is why he adopted a secret identity and started doing what he does best: spreading information by means of writing and translation. El Ratel ha presenciado el auge de las estupideces políticamente correcta, el lenguaje inclusivo y la ideología feminista en su país natal, España. Tras entrar en contacto con las ideas del Movimiento por los Derechos del Hombre y el antifeminismo, sus intentos por hablar de ello fueron recibidos con desdén y desprecio. Por eso, tomó la decisión de adoptar una identidad secreta y hacer lo que mejor se le da: difundir información a través de la escritura y la traducción.